Qué es, qué propiedades tiene, cuál elijo…

El miso es de los condimentos que más me interesó cuando decidí disfrutar de una alimentación más consciente. No me extenderé mucho en sus propiedades y beneficios, pues es una información que podéis encontrar en diversos blog y web de alimentación, libros de macrobiótica y dietética en medicina tradicional china. Este artículo es una pincelada para los que, como yo en su día, se sienten indecisos a la hora de elegir entre una u otra variedad.

Propiedades del miso

Sus propiedades son diversas. Es fuente de calcio, hierro, fósforo, magnesio, vitamina B y proteína. La proteína la contiene la soja, pues el miso se basa en la fermentación de ésta. Aunque algunas variedades de miso incluyen algún cereal como el arroz integral o la cebada, aparte de la soja.

En la medicina tradicional china los alimentos, según su naturaleza y sabor, se relacionan con un determinado órgano. El miso se considera de sabor salado y dulce, ligeramente amargo y de naturaleza neutra. Estas cualidades le confieren un efecto armonizante de la digestión.

– El sabor dulce y neutro tonifica Bazo y Estómago. Para disfrutar de dicho efecto es preferible tomarlo caliente, por ejemplo en sopa.

– El sabor salado favorece principalmente los Riñones, los cuales realizan una función muy importante como limpiar toxinas de la sangre.

Encontramos diversos tipos. Según sus ingredientes nos ofrecen unas propiedades, sabor y consistencia también distintas.

Las variedades más comunes son:

Genmai Miso: soja, arroz integral, sal marina.

Hatcho Miso: soja, sal marina. Es el que más proteína contiene (20%) y el que más cuesta diluir. 

Mugi Miso: soja, cebada y sal marina (no recomendado para intolerantes al gluten).

Personalmente, los que más me gustan son Genmai y Hatcho, por el sabor y por cómo me siento después de tomarlos.

En cuanto a marcas también hay variedad, sin embargo, el detalle más importante es elegir uno que sea ecológico y que no haya sido pasteurizado.

Detalle importante, que sea ecológico y no haya sido pasteurizado

La marca biospirit es la que más consumo, en concreto el formato tarrina que especifica que no ha sido pasteurizado. Otra marca que también me gusta bastante es Celnat. Es cuestión de ir probando.

Para terminar, y como curiosidad, el miso es usado también en acupuntura del mismo modo que se emplea jengibre, ajo o sal. Ponemos miso en la zona, o zonas, a tratar y se coloca la moxa encima.

Susana

Futura Pedagoga. Estudios superiores en acupuntura y medicina tradicional china. Especial interés en el embarazo, nacimiento, postparto y alimentación saludable. Me interesan el coaching, el emprendimiento social, las metodologías activas y la escritura creativa. Aprendo chino.

Latest posts by Susana (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.