Psoriasis: Experiencia propia

Todos los problemas de salud son molestos; sin embargo, los relacionados con la piel además son visibles y nos recuerdan en todo momento que se está produciendo un desajuste en nuestro organismo. Por este motivo a todos nos urge más arreglarlo. Requiere de mucha paciencia, constancia y mejora consciente de nuestros hábitos diarios. No hay barita mágica que de un día para otro te deje la piel como si nada hubiese pasado.

En mi caso todo comenzó con una mini descamación en la zona de la escápula. Pensé que sería algo pasajero. Cuando pasaron unos días comenzaron a salir de manera indiscriminada en la zona de bajo vientre, espalda, piernas y zonas íntimas.

Aquí aún no estaba apenas muy extendido y aún así ya comienza a ser importante la manifestación de psoriasis:

psoriasis1

 

He de reconocer que, aun dedicándome profesionalmente a la salud y bienestar, todo esto me inquietó bastante. Luego me tranquilicé por que, aunque de manera muy leve, ya me ocurrió de bien pequeña. En esa etapa me recetaron un corticoide tópico y me aconsejaron dejar de tomar lácteos.

Esta vez tenía claro que tenía que aprovechar este aviso de mi cuerpo para trabajar a fondo la raíz del problema tanto a nivel emocional como alimentación y entorno. Dedicarme tiempo a mi misma.

Todo esto sucedió justo después de las fiestas navideñas en las cuales comí mezclando demasiados platos. Caí en la tentación de tomar todos esos dulces que te ofrecen las visitas acompañándolos de su respectivo café. Algo a lo que no estoy habituada el resto del año.

Así que lo primero que hice fue corregir esos desajustes alimenticios.

En macrobiótica, el abuso del dulce y el café, se considera extremo yin. Por tanto, comencé por dejar a un lado todos los alimentos que fuesen extremadamente yin optando por una alimentación más hacia el centro y de naturaleza un poco más yang.

Resumiendo, incluí a diario cereales integrales (arroz y mijo preferentemente), ya que había estado casi un mes sin apenas consumir. Estos los aderezaba con gomasio (sésamo y sal). Por la mañana tomaba crema de cereales y té Mu (un té de 12 hierbas). La zanahoria tomó un papel importante durante esas semanas ya que es muy útil en afecciones de piel.  Esa alimentación tan austera la realicé durante 8 días. Lo ideal es realizarla durante 10 días, sin embargo yo ya sentía que era momento de incluir más variedad. Legumbres como azukis y lentejas rojas unas 2-3 veces por semana. De vez en cuando kéfir de cabra.

Estos son los alimentos más representativos que tomé esas semanas dirigidos a resolver la psoriasis. Evidentemente hay muchos más. Sobretodo alimentos de temporada. En ese momento era invierno y el proceso se alargó hasta primavera.

Apliqué con seriedad los buenos hábitos que olvidé durante las fiestas:

1. Rutina en los horarios de las comidas para facilitarle la tarea al organismo. Del mismo modo que tenemos horarios marcados en nuestros puestos de trabajo para que todo funcione correctamente y sin sorpresas, nuestro cuerpo necesita tener claro a que hora le vamos a suministrar el alimento cada día (los órganos trabajan en equipo).

2. No me saltaba ni una comida por muy atareada que estuviese.

3. No dejaba pasar más de 12 horas desde la cena al desayuno.

4. Caminaba cada día unas dos horas en total. Depende el tiempo de cada uno. En mi caso tengo 2 peludos en casa y, sí o sí, es el tiempo que requieren. Cosa nos beneficia a ambos.

5. Procuraba dedicar no menos de 30 minutos a escuchar música, dibujar, leer… lo que me apeteciese.

6. Aprendí a gestionar de manera más provechosa mi tiempo para evitar estrés innecesario.

7. Evitaba el contacto directo de las erupciones con el agua. Y cambié el jabón normal por un jabón natural de romero.

8. Para calmar la irritación de la piel durante el día me aplicaba crema de Helicriso.

Para que el proceso fuese más completo también empleé reflexología y técnicas de la medicina tradicional china como ventosas y moxibustión.

Psoriasis: reflexología y medicina tradicional china

Los puntos seleccionados de reflexología fueron glándula adrenal, tiroides, hígado, riñones, intestino delgado y grueso y diafragma.

Sobre las erupciones colocaba diariamente rodajas de jengibre y aplicaba moxibustión sobre la rodaja.

erupciones moxibustion

 

 

La ventosa la aplicaba en el punto ren mai 8. En este punto también me fue muy útil poner sal en el interior del ombligo hasta cubrirlo y aplicar moxa.

Al mes de seguir todo este proceso, las erupciones, comenzaron a rebajar su color y ya simplemente se apreciaban sólo las marcas sin descamación y rojez.

un mes despues

Hubo micromomentos en los que pensaba que esas erupciones no se iban a ir de ninguna de las maneras. Hasta que mi piel quedó libre de marcas y erupciones pasaron unos 5 meses. Actualmente la piel está totalmente renovada.

erupciones resueltas

Deseo que este caso te sea útil y que tengas presente que todo problema tiene una raíz y que nada aparece de repente.

Si has padecido psoriasis, u otro tipo de problemas de piel,  te invito a compartir tú experiencia. Me encantaría saber si encontraste la raíz y solución a tu problema, cómo lo conseguiste y, si aún estás en ello, cómo lo llevas.

 

Susana

Futura Pedagoga. Estudios superiores en acupuntura y medicina tradicional china. Especial interés en el embarazo, nacimiento, postparto y alimentación saludable. Me interesan el coaching, el emprendimiento social, las metodologías activas y la escritura creativa. Aprendo chino.

Latest posts by Susana (see all)

8 thoughts on “Psoriasis resuelta mediante medicina tradicional china, macrobiótica, reflexología y… mucha paciencia

  1. Hola! Padezco de psoriasis desde hace unos años, algunas veces más que otras. Me molesta mucho porque pica. He probado muchas medicinas. Qué puede ser? Estoy muy nerviosa.

    1. ¡Hola Ana! No comprendo muy bien tú comentario. Desconozco si ya visitaste a algún profesional de la salud, o no. Dices que llevas unos años así, que has tratado muchas medicinas, y qué no sabes que puede ser… Solo te puedo decir que, como habrás leído en mi caso personal, desde la perspectiva de la medicina tradicional china, tuve muy en cuenta en qué momentos me empeoraba, la alimentación, la época del año en la que me salió, si algún factor emocional lo empeoraba. También es importante observar qué hábitos alimenticios llevas, si tienes una vida sedentaria, o no; etc. Estar bien y gozar de buena salud es un conjunto de buenos hábitos. Con tan pocos datos, y sin que mi respuesta pretenda ser un consejo personal, te invito a que reflexiones acerca de ello y observes tú cuerpo y tus emociones. En mi caso la reflexología, la acupuntura y una buena alimentación fueron bastante útiles. De todos modos te animo a que sigas buscando un profesional que pueda ayudarte. Un saludo!

  2. Hola Susan! Me gustaría charlar contigo. Soy compañero de Felip y compartimos algunas cosas. Fue el quien me pasó tu artículo y lo vi superinteresante. He empezado con la crema de helicriso, y quiero seguir.
    Me gustaria charlar contigo e intercambiar impresiones, para poder decir después de tantos años que la lucha la gano yo. Comparto también el tema del corazón con Felip. Yo estoy operado y quiero ser una persona sana, es decir, ganar la lucha por mi mismo.
    Voy a un homeópata y acupuntor!

    Muchas gracias
    Jordi

    1. Hola Jordi.Desconozco si estás en manos de algún profesional y cuánto tiempo hace que estás así. Deseo que te sirva de ayuda la información que has leído. Te invito a compartir tus inquietudes aquí en comentarios, o bien, en info@guaita.es. Un saludo y ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.